Tor es una comunidad en torno a un proyecto de software libre que, entre otras herramientas, genera una red de conexión a Internet que permite preservar el anonimato y la privacidad al navegar en ella. Su finalidad es evitar la vigilancia que cualquier particular, empresa o gobierno pudiera ejercer sobre las personas que hacen uso de Internet; ya que busca ofrecer alternativas de acceso a personas que quieren ejercer libertad de acceso y expresión en Internet manteniendo su privacidad y anonimato. Esto se logra al transmitir los datos a través de tres tipos de servidores -con distintas funciones- que conforman los nodos (también conocidos como relays o servidores) de una red mundial basada en la participación voluntaria de miles de participantes que hacen este esfuerzo posible.

 

Esto se traduce a que mientras más personas participen donando infraestructura, montando nodos y usando la red Tor, la red se fortalece y aumenta su capacidad para proteger a personas activistas, periodistas y usuarias en general que quieren retomar el control de su navegación, sus datos y su privacidad en línea.

 

La red Tor alberga actualmente un promedio de 2 millones de usuarios. México, con un promedio de 15 mil usuarios, es el tercer país en América Latina con más usuarios de la red después de Brasil y Venezuela. Sin embargo la participación en la operación de los nodos de la red Tor en nuestra región, América Latina y el Caribe, es del 1.53%

Responsive image

 

TOTAL DE USUARIOS LAC: 75,011

(Cifras al 12/08/2018)

 

 

 

En México el acceso a Internet en los hogares es de 50.9 % según la ITU (2017). Entre las principales formas de conectividad están: ADSL, Internet por Cable, fibra óptica, redes de telefonía móvil y conexión vía satélite.

 

La concentración de ancho de banda está en las áreas urbanas (ciudades). Es común que las conexiones disponibles en municipios fuera de estas condiciones demográficas se realice, en cambio, vía conexiones por cable que utilizan una sola dirección IP para miles de computadoras; haciendo técnicamente inviable la instalación de nodos de la red Tor.

 

En México, las personas somos constantemente vulneradas ya que nuestro gobierno trabaja con empresas que promueven el uso de tecnologías de vigilancia masiva y las acciones directas de amedrentamiento y censura hacia periodistas y activistas; colocándonos como uno de los países más violentos para ejercer estas profesiones. El anonimato y la navegación privada que ofrece la red Tor son alternativas valiosas para salvaguardar nuestros derechos a la libertad de expresión, acceso a la información y a la privacidad; mismos que permiten que la democracia exista dentro y fuera de las plataformas digitales.

 

Con la finalidad de construir una red de anonimato más resistente y diversificada desde nuestra región, Enjambre Digital -junto con otras organizaciones y espacios académicos interdisciplinarios- alenta por medio de asesoría legal y técnica la instalación de nodos de la red Tor.

 

Contexto legal

En México la operación de un nodo de la red Tor es legal bajo el entendido que un nodo de la red Tor no es un concesionario de Internet o un proveedor de interconexión pública, sino una conexión privada gratuita que la persona usuaria acepta al momento de acceder a la red Tor, la cual se realiza en el ejercicio de los derechos y libertades de privacidad, acceso a Internet, intercambio de información, libertad de expresión y manifestación de ideas que otorgan el artículo 6º Constitucional y el artículo 191 fracción XV de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

 

Nodos de la red Tor

De acuerdo a sus funciones, los más de 6 mil nodos que conforman la red Tor se clasifican en tres tipos: de entrada, intermedios y de salida. Cada uno de ellos tiene diferentes requisitos técnicos e implicaciones legales, por ejemplo:

 

Entrada: Los nodos de entrada son los primeros de los 3 nodos que conforman un circuito de la red Tor. Entre los requerimientos para este nodo está una conexión estable de al menos 2 Mbyte/s.  No suelen estar sujetos a quejas por abuso y pueden ser instalados en conexiones a Internet con IP dinámicas.

 

Intermedio:  A diferencia de los nodos de entrada, los nodos intermedios tienen una alta tolerancia a la falta de estabilidad y variaciones en la velocidad de la conexión.  Son recomendables para comenzar un proceso de aprendizaje en la operación de nodos, en conexiones que pueden tener periodos de inestabilidad. No suelen estar sujetos a quejas por abuso.

 

Salida: Estos nodos son los encargados de enviar el tráfico a su destino final como los son servicios de chat, correo electrónico, sitios web,  etc. De todos los nodos que componen la red de Tor, estos tienen la mayor exposición legal ya que constituyen el último contacto entre la red Tor y las otras redes que conforman Internet, haciéndolos más visibles. Los principales requerimientos técnicos para estos nodos son: IP dedicada, conexión con un ancho de banda de entre 5-7Mbps, una máquina con al menos 1Ghz de procesador y memoria RAM de 1Gb.

 

Debido a los parámetros en el mecanismo de consenso de la red Tor quienes operan nodos sólo pueden configurar si un nodo será de salida, ya que los nodos intermedios y de entrada se determinan como tales a través del sistema de autoridades de directorio (Directory Authority System); en base a diferentes criterios como la estabilidad de la conectividad, entre otros.

 

Por la exposición legal que conlleva la ejecución de un nodo de salida y el manejo de reclamos por abuso, no es recomendable instalarlo en casa. Para ello se recomienda buscar alguna institución con interés en la privacidad como una universidad, una biblioteca, un hackerspace o una organización de derechos humanos.

 

Recomendaciones generales para los nodos de salida

 

Una vez que comprendamos los riesgos asociados a la operación de cada uno de los nodos, podemos decidir qué nodo va más acorde a nuestro contexto. En conclusión, los riesgos legales en la operación de un nodo de entrada e intermedio son muy bajos y los de salida son los que representan mayores consideraciones legales. Sin embargo, en la mayoría de los casos los riesgos pueden ser mitigados respondiendo de acuerdo a las recomendaciones mencionadas y la plantilla de respuesta sugerida en la página https://www.enjambre.net/en/tor-mx/

 

Contacto

Para consultas legales y técnicas relacionadas a la operaciones de nodos de la red Tor en México puedes comunicarte a digital@enjambre.net


 

Créditos

  • Asesoría legal - Salvador Alcántar
  • Investigación y desarrollo - Jacobo Nájera
  • Traducción y desarrollo - Alexandra Argüelles
  • Ilustración y diseño gráfico - pequenolapin.com

 

Fuentes consultadas

  • https://www.itu.int/net4/itu-d/icteye/CountryProfileReport.aspx?countryID=147
  • https://trac.torproject.org/projects/tor/wiki/TorRelayGuide
  • https://metrics.torproject.org/userstats-relay-country.html?start=2018-05-17&end=2018-08-15&country=all&events=off
  • https://freedomhouse.org/report/freedom-net/2017/mexico

 

Más información sobre la red Tor

  • https://youtu.be/Sz_J6vJ4MYw
  • https://es.wikipedia.org/wiki/Tor_(red_de_anonimato)
  • https://www.torproject.org/about/overview.html.en (en inglés)